miércoles, 28 de agosto de 2013

Agosto a la sombra - Caspa rock


 
Homenajeamos hoy a algunos de los máximos exponentes de la caspa pachanguera, esos personajes creadores de hits de los que aborrecemos en público por el bien de nuestra presunta reputación, pero con los que —es sabido— nos deleitamos en la intimidad y aun en cómplices congregaciones de nostálgicos camaradas.
 
Qué queréis que os diga: si se trata de hacer el ganso agitados por el ritmo de la orquesta de pueblo y la música embriagadora del calimocho, mejor esto que los típicos pelmazos rumberos, salseros y mayoneseros que luchan por ganarse el dudoso título de la canción del verano.
 
A disfrutarlo (no os preocupéis por mi silencio; soy una tumba).

Andrés Pajares – Drácula ye ye

Atentos al prólogo narrado, claro antecedente del epílogo que incluyó Michael Jackson años después en Thriller, con la voz del legendario Vincent Price. Desde luego que es terrorífico, pero de un modo que no habría alcanzado ni el más inspirado Lovecraft. Eso sí, el Pajares de ahora da todavía más miedo…

 

 
Fernando Esteso – Los niños con los niños, las niñas con las niñas

Que no os despiste la indumentaria infantil. Esto no es Barrio Sésamo ni Verano Azul. Tampoco es una apología adelantada a su tiempo de la homosexualidad. Esto es droga dura sólo apta para tipos duros de verdad, como el inefable “El hombre blandengue”, de El Fary (podéis verlo aquí, si tenéis lo que hay que tener).

 
 

Como sé que una dosis es poco, os dejo de propina este fragmento de Bellotero Pop (también junto al Ballet Zoom; entonces no había otro).

 

La charanga del tío Honorio – Hay que lavalo

Viejos conocidos de esta bitácora. Ya tuvieron su homenaje con motivo del año nuevo, pero en una recopilación como ésta no podían faltar los inventores del rock agropecuario. El solo de trompetilla y la elipsis demoledora a golpe de bastón en la estrofa de la hija del boticario son impagables. Salud y algarabía etílica, compañeros.
 
 
 

4 comentarios:

Palimp dijo...

¡Que cuatro temazos! Si es que no hacemos caso al talento nacional...

El último peatón dijo...

Donde esté el payo Juan Manué, que se quite el Brus Esprinstin.

colifata por el mundo dijo...

Zapato Roto es un himno al lado de éstos ejemplares...;)

El último peatón dijo...

¿Para cuándo una melo? ;)