lunes, 15 de abril de 2013

Decálogo para cinéfilos despistados (Segunda Parte)


 
Si el Decálogo para cinéfilos despistados que se publicó en este cibertugurio hace un par de años no os ha hecho efecto y seguís siendo unos incorregibles cinéfilos vegetarianos que sólo os alimentáis de documentales y dramones minimalistas eurasiáticos, está bien, aceptaremos que la nacionalidad de las películas a veces importa. Ahora bien, ¿de verdad sabríais distinguir dónde se ha parido el filme con sólo visionar una secuencia? Por si acaso, aquí tenéis las claves. De nada.


1.    Si alguien dice “¿Qué hora es?” y pasan 90 segundos de intenso silencio hasta que otra persona responde “Las tres”, es que es una película de cine de autor europeo (concepto válido para el continente en su totalidad, desde Portugal hasta la última ex república soviética).

2.    Si la secuencia muestra una reunión familiar en la que todo el mundo —los abuelos, los padres, los hijos, los nietos, los sirvientes y hasta las mascotas— habla de política, de arte, de filosofía o de arquitectura, es una película francesa.
 
3.    Si en cualquier momento del metraje cualquier personaje dice “Este país se va a la mierda”, es que es una película argentina.
 
4.    Si la película trata de follar es que es española (puede que, para despistar, la titulen La gran batalla espacial o El asesino sangriento, pero da igual, tratará siempre de lo dicho).
 
5.    Si la película es burda, ordinaria, con chistes groseros sobre sexo y sobre paletos, gangosos o maricas, es posible que sea italiana, pero si la ponen en los cines Renoir o Verdi, es que es francesa (en el cine también hay clasismo).
 
6.    Si después de un rato observando a treintañeros majetes y enrollados, y de oír una selección de clásicos del pop-rock anglosajón, caes en la cuenta de que en la película, lo que es pasar, no pasa absolutamente nada, es que es una peli de cine indie americano.
 
7.    Si sale gente en un restaurante, durante una barbacoa, en un banquete de bodas, en el bufet de un hotel… pero NADIE COME NADA, la película es estadounidense. 

8.    Si mientras ves la película te sientes desconcertado porque creías que era en español pero sólo entiendes la palabra “cabrón” (que los personajes pronunciarán más o menos dos veces por minuto), seguro que la peli es mejicana. 

9.    Si la escena cumbre de la película es un plano fijo de 43 minutos en el que se ve el recorrido de una gota de agua deslizándose por una rama hasta caer por la punta de una hoja del árbol, es más que probable que la película sea iraní (y que haya ganado decenas de premios). 

10.  Si la peli no se entiende una mierda, si todo es críptico, espeso, inconexo y confuso, será difícil determinar su origen, pero si al salir del cine alguien te pregunta qué tal es, no lo dudes, di que es buena (por si acaso).
 
 

2 comentarios:

colifata por el mundo dijo...

Te faltó la sección de adultos..."Tumbona caliente 2" o cosas asi ¿no?

El último peatón dijo...

El decálogo de cine X está en proceso, aunque antes tendré que documentarme bien... ;)