miércoles, 8 de febrero de 2012

Mis premios (2011)


Como siempre, por estas fechas, nos viene la época de premios cinematográficos. Cada evento, festival o academia tiene los suyos, de muy variopintos diseños: desde conchas hasta espigas, pasando por osos, palmas, globos, biznagas, bustos de pintor o esculturas en miniatura —las más famosas— que, según dicen, recuerdan al tío de alguien y por eso se llaman como se llaman.
Y para no perder la costumbre iniciada hace ya dos temporadas, esta bitácora seguidora y admiradora del séptimo arte presenta sus premios del 2011, totalmente oficiosos, informales y subjetivos.
El símbolo elegido, por pura coherencia conceptual, no es un pintor, ni una planta, ni un animal.

He aquí los semáforos verdes, ámbar y rojos a las películas estrenadas en el 2011.



Semáforo verde

Aquí está lo mejor, lo que más me ha calado o dejado huella, las imprescindibles que no faltarán en mi filmoteca casera, las sorpresas más agradables, los proyectos de clásicos, los momentazos del año.

Animal kingdom, de David Michôd
The fighter, de David O. Russell
Valor de ley, de Joel y Ethan Coen
Secuestrados, de Miguel Ángel Vivas
El mundo según Barney, de Richard J. Lewis
En un mundo mejor, de Susanne Bier
Scream 4, de Wes Craven
Midnight in Paris, de Woody Allen
Pequeñas mentiras sin importancia, de Guillaume Canet
Un cuento chino, de Sebastián Borensztein
El hombre de al lado, de Mariano Cohn y Gastón Duprat
El origen del planeta de los simios, de Rupert Wyatt
Super 8, de J. J. Abrahams
Los amos de Brooklyn, de Antoine Fuqua
No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu
Four lions, de Christopher Morris
Nader y Simin, una separación, de Asghar Farhadi
Mientras duermes, de Jaume Balagueró
Another year, de Mike Leigh
Cinco metros cuadrados, de Max Lemcke
Drive, de Nicolas Winding Refn
El topo, de Tomas Alfredson
The artist, de Michael Hazanavicius
Un dios salvaje, de Roman Polanski



Semáforo ámbar

Alumnos aventajados, viejos maestros, debutantes prometedores, alegrías inesperadas, celebradas resurrecciones, nombres a tener en cuenta a partir de ahora… No llegan a lo más alto pero la mayoría de ellas lo rozan.

También la lluvia, de Iciar Bollain
No controles, de Borja Cobeaga
Más allá de la vida, de Clint Eastwood
El demonio bajo la piel, de Michael Winterbotton
Primos, de Daniel Sánchez Arévalo
Sin retorno, de Miguel Cohan
Cisne negro, de Darren Aronofsky
Carne de neón, de Paco Cabezas
En el centro de la tormenta, de Bertrand Tavernier
Nunca me abandones, de Mark Romanek
La vida de los peces, de Matías Bize
Código fuente, de Duncan Jones
No tengas miedo, de Montxo Armendáriz
Año bisiesto, de Michael Rowe
Sin identidad, de Jaume Collet-Serra
X-Men Primera Generación, de Matthew Vaughn
Blackthorn, de Mateo Gil
Paul, de Greg Mottola
La deuda, de John Madden
Cómo acabar con tu jefe, de Seth Gordon
Crazy, stupid, love, de Glenn Ficarra y John Requa
Eva, de Kike Maíllo
Las aventuras de Tintín, de Steven Spielberg
Misión imposible 4, de Brad Bird

 


Semáforo rojo

Los aburridos, los pedantes, los enteraos, los insufribles, los timos y la estafas, las decepciones, los malos de siempre y los buenos con un mal día.

Thor, de Kenneth Branagh
¿Estás ahí?, de Roberto Santiago
El Capitán Trueno y el Santo Grial, de Antonio Hernández
Insidious, de James Wan
Cowboys & Aliens, de Jon Favreau
El árbol de la vida, de Terrence Malick
Colombiana, de Olivier Megaton
Somewhere, de Sofia Coppola
La voz dormida, de Benito Zambrano
Verbo, de Eduardo Chapero-Jackson



No hay comentarios: