domingo, 4 de octubre de 2009

No me lo creo

He leído que una encuesta realizada en el Reino Unido reveló que las mujeres prefieren como pareja a los hombres con rasgos afeminados. Al parecer, consideran las encuestadas que dichos hombres son más fieles y mejores padres, además de mostrar una mayor implicación sentimental en la relación.
Qué queréis que os diga. No me creo una palabra.
Hace algún tiempo ya comenté aquí la enorme decepción que para mí supuso el comprobar que la anhelada liberación de la mujer respecto a determinados prejuicios (con el consiguiente aumento de su saludable protagonismo en nuestra sociedad) parecía haberse traducido en una burda “guerra de poder”, en lugar de en una lucha por la igualdad de condiciones.
Yo fui uno de los “primos” que creyeron en el mito del hombre sensible, pero la experiencia me ha ido convenciendo de que las leyes de la seducción siguen estancadas en los modelos ancestrales que pregonan y practican, precisamente, aquellos hombres que ahora parecen ser despreciados por las mujeres objeto de la encuesta que nos ocupa.
A mí me parece que estas buenas señoras han contestado eso por lo mismo que otros afirman no ver la tele, no votar a un partido determinado o no consumir comida rápida cuando son preguntados para un estudio cualquiera. Nuestro afán por quedar bien y salir bien retratados nos mantiene fieles a ciertos tópicos cuyo evidente desgaste empieza ya a hacer brotar su genuina inutilidad.
Del mismo modo que me parece ridículo dar por sentado que el hombre afeminado debe ser por fuerza más comprometido y cariñoso, igualmente creo injusto desconfiar de la virilidad como si ésta fuera sinónimo de infidelidad o brutalidad.
Me parece que llevamos demasiados años jugando con estereotipos de esta calaña como para decidirnos de una vez por todas a dejarlos aparcados, junto a los madelman y las barbies.
¿O es que en el fondo nos interesa conservarlos porque, al fin y al cabo, son ideales a la hora de proporcionarnos excusas? Supongo que si nuestra pareja (sea hombre o mujer) es sensible y comprensiva, siempre nos resultará más fácil justificar los pasos en falso o argumentar las decisiones traumáticas.
Célebres frases de ruptura como “No es por ti, sino por mí”, “Lo hago por tu bien, para no hacerte más daño”, “Eres una gran persona y nunca te faltará alguien que te quiera”, “No te merezco lo suficiente”, “Me duele a mí más que a ti”, “Entiendo que me odies”, “Siempre me tendrás para lo que necesites”, etcétera, existen y se siguen usando gracias a que todavía circula por ahí la idea de que el sentimiento es más importante que el deseo en las relaciones de pareja.
En fin, no sé. A lo mejor pruebo y me doy una vuelta por la Gran Bretaña en plan osito de peluche. Nunca se sabe.

7 comentarios:

letras de arena dijo...

Peatón, a la gente nos gusta quedar bien,eso es verdad, pero tanto cuento ya es demasiado a estas alturas ¿No fundamentamos nuestras ideas en la base de que la apariencia no es lo más importante? Por lo menos eso es lo políticamente correcto ¿Entonces en qué quedamos? Yo tampoco me lo creo. Si mi abuela levantara la cabeza...

Palimp dijo...

Totalmente de acuerdo. Cada vez que escucho a una mujer decir que lo que busca en un hombre es que sea inteligente o sensible me descojono (por dentro). Tengo muchisimos amigos inteligentes y sensibles que no se comen un rosco. Y amigos guapos tontos y jetas que no paran de ligar.

T.M. dijo...

Una mujer inteligente se puede dejar llevar por el atractivo y la labia de un jeta, pero acaba aburriéndose a la larga o a la corta.
Pienso que es cuestión de saber seducir. Un jeta pone morro, porque es lo único que tiene, quizá es lo que les falta a los hombres inteligentes y sensibles, más decisión y aprender a seducir con sus armas. Que una cosa no quita la otra.

El último peatón dijo...

Gracias por la visita, amigos viandantes.
En la próxima entrada continuaremos con el asunto...

Palimp dijo...

T.M., no hablo de que los sensibles tengan que seducir. Es que las mujeres no se fijan en ellos.

T.M. dijo...

Palimp, y vosotros siendo sinceros.....en qué os fijáis? jajaja.
Pienso que no se puede generalizar, hay de todo en la viña del señor y te aseguro que los sensibles tienen su público, pero igual tambíen están mirando a otro lado y no lo ven.
Saludos de nuevo a todos.

Palimp dijo...

¡Ojo! Que yo no digo que los hombres sean mejores. Me da igual que quien diga que busca a una pareja inteligente o sensible sea un hombre o una mujer. Siempre pensaré que es mentira.

Menos en mi caso. Yo sólo busco almas sensibles que me acompañen en la búsqueda de la excelencia espiritual.