jueves, 18 de diciembre de 2008

Café con letras


Pues nada. Otra vez estamos de parto.

Acaba de ver la luz la nueva Antología del Aula de Escritores, titulada Café con letras y publicada (como no podía ser de otra manera) por Hijos del Hule.

Es un libro de variopinta textura y abundancia de aromas, compuesto por una selección de cuentos cuyos autores son los alumnos de esta escuela literaria del barrio barcelonés de Gracia.


Este peatón (unido a la causa por partida doble, como profesor del taller virtual de novela del Aula y como autor publicado en la editorial Hijos del Hule), participa en la mencionada antología en calidad de "artista invitado" con el relato La mano postiza de Luigi Roscone, una historia a medio camino entre el homenaje y la parodia sobre uno de los géneros que mejores ratos me ha hecho pasar sentado frente a una pantalla: el cine de gangsters.


Mañana viernes,19 de diciembre, a las 20 horas, habrá una primera "puesta de largo" en la fiesta de Navidad del Aula de Escritores (c/ Sant Lluís, 6).

La presentación formal de esta nueva Antología tendrá lugar el 30 de enero a las 19 horas en la sala del Ámbito Cultural de El Corte Inglés del Portal de L' Angel.

3 comentarios:

Palimp dijo...

Yo los viernes no me puedo mover de casa, pero para enero cuenta conmigo.

Anónimo dijo...

Hola Pascual,
Soy Inés, la del Café del Bruch, la que cree, "malgré tout", que sus colaboradores fueron lo mejor del programa, aunque no compartas conmigo gustos culinarios. Por cierto, recuerdo perfectamente tus comentarios acerca de la cocina manchega que ponía en práctica tu madre. Por encima de todo, recuerda que la cocina es el mayor gesto de generosidad( Laura Esquivel, dixit). Tal vez así comprendas un poco mi pasión por el tema:bendita tu eres entre todas las mujeres.

Inés B.

El último peatón dijo...

Fíjate que ahora mismo acabo de volver tras unos días en Madrid, poniéndome hasta las trancas de esa cocina manchega tan peculiar a la que aludes...
Algunos gustos sí que compartimos, creo yo. De hecho, te invito a leer la entrada "Comer en paz", que publiqué el 26 de noviembre en este blog, y en la que precisamente hago mención a la última cena que compartimos y a nuesra suculenta conversación.
Bon profit!