jueves, 28 de febrero de 2008

Crítica amable, sola o con leche

No hace falta ser un genio para adivinar que la profesión de crítico de cine no es precisamente una de las más populares entre la respetable ciudadanía.
Es posible que de niños todos hayamos soñado con ser, por ejemplo, futbolistas, pero no creo que ningún chaval medianamente cabal soñara alguna vez con convertirse en árbitro.
Del mismo modo, quién no ha imaginado su futuro como un actor o una actriz de éxito, una estrella como Bardem (yo también he apostado a que metía su nombre en mi comentario de hoy, ¿qué pasa?), pero no se conocen datos de que nadie en su tierna infancia manifestara expresamente el deseo de ganarse la vida adulta ejerciendo de crítico cinematográfico (salvo algún que otro repelente delegado de clase, tal vez).
No obstante, huyamos siempre que podamos de los tópicos, los estereotipos discriminatorios y los juicios categóricos propios del pensamiento abúlico.
Si queréis comprobar con vuestros propios oídos cuán equivocado está aquel que identifica al crítico de cine con un carcamal avinagrado o un marisabidillo pedante y antipático, os invito a que sintonicéis mañana, entre las 9 y las 11 horas, el programa “El café del Bruc” de Radio Kanal Barcelona (106.9 FM y en
www.radiokanalbarcelona.com para los que vivís fuera de la ciudad condal), donde escucharéis una agradable y filmófila entrevista de este peatón con Desirée de Fez, crítica de cine de El Periódico, Fotogramas, Rockdelux y la Guía del Ocio de Barcelona, entre otros medios.

P.D. En “El café del Bruc” estamos de celebración por partida doble. En primer lugar, nos ha alegrado enormemente el Oscar a la mejor canción para Falling slowly, de la película Once (una peli breve, sencilla, sincera y emocionante, como esa canción favorita que casi todo el mundo tiene). En segundo lugar, quienes sigáis con regularidad la sección “De película”, sabréis que hace algunas semanas prometí hacerme vegetariano si Javier Bardem no ganaba el premio ese que estaba cantado. En fin. Menudo solomillazo me comí el lunes para celebrarlo.

1 comentario:

satxoska dijo...

jejejeje, al final el óskar no quitó la karne como quien dice, aupa los vegetales! jeje